Recorrido por el Algarve (primera parte)

Durante 7 días recorrimos el Algarve por la carretera de costa N-125 con la que podrás realizar cualquier trayecto sin tener que pagar por circular. Si deseas tomar esta vía tienes acceso de forma libre a través de la A-22, debiendo abandonarla en las dos primeras salidas con dirección a Castro Marim o Monte Gordo-Altura. Si continúas sin salirte las cámaras empezarán a tomar fotografías de tu vehículo y tendrás que pagar los peajes, pero si la abandonas en alguna de estas dos salidas no tendrás que pagar absolutamente nada, ni siquiera tienes que parar en ningún sitio al cruzar la frontera (cabinas de tele-peaje).

1ª parte de la ruta: Castro Marim – Isla de Tavira – Pego do Inferno – Olhão – Praia dos Arrifes – Praia da Galé –  Praia da Albandeira – Praia de Benagil -Praia da Marinha – Praia dos Três Irmãos.

Día 1

Salimos de Córdoba a media noche para evitar pillar tráfico e ir más tranquilos. Cuando pasamos la frontera nos dirigimos hacia Castro Marim y pernoctamos en la zona de caravanas gratuita que hay habilitada en el pueblo al lado del castillo.

Cuando nos despertamos por la mañana seguimos nuestro camino y fuimos a Tavira donde pasamos parte del día en la isla de Tavira. Es una isla de arena dorada de unos 11 km de largo, situada a lo largo de la costa de Algarve, al sur de la ciudad de Tavira, y que es parte del Parque Natural da Ria Formosa.

Para acceder a ella hay que tomar un barco. El precio es 2€ ida y vuelta. Los barcos salen cada 30 minutos, a las en punto y a las y media.

Aparcar en la ciudad Tavira es un poco complicado y de pago en casi todas las zonas, pero después de dar unas vueltas aparcamos al lado del mercado que era gratis.

Vista aérea de la Isla de Tavira

Nosotro en cambio continuamos nuestro camino y terminamos la tarde en Pego do Inferno. Se trata de una cascada de unos 3 metros que conforma un pequeño lago. Esta localizada en San Esteban a unos 8 km de Tavira.

Este es un lugar ideal para disfrutar del relax y tranquilidad en un entorno idílico y también para divertirse saltando desde lo alto de la cascada o desde una cuerda situada en el árbol de la imagen. Sin duda fue una magnifica elección para terminar la tarde.

Cuando empezó a caer el sol seguimos nuestro viaje y paramos en Olhão. Nos dirigimos hacia el paseo de la Avenida 5 de Outubro donde sacamos nuestra mesita y nos preparamos la cena. Esa noche pernoctamos en un aparcamiento de tierra en la Rua das Praínhas, al lado del paseo donde cenamos.

Día 2

Cuando nos despertamos continuamos nuestro viaje en dirección Albufeira y pasamos la mañana en la playa dos Arrifes, situada al oeste del municipio. Es una cala pequeña que se encuentra protegida de los vientos por acantilados bajos y erosionados, donde se pueden observar algunas de las grutas tan características de la región del Algarve. La playa está dominada por tres imponentes rocas que dan lugar al otro nombre que recibe esta cala – Tres Penecos.

Es una cala bonita y se puede hacer snorkel en ella, pero al ser tan pequeñita cuando sube la marea no queda prácticamente sitio para poner las toallas. Nosotrxs nos fuimos por este motivo y seguimos camino en busca de otra playa.

Después de dar unas cuantas vueltas y de no encontrar aparcamiento cerca de la Playa de São Rafaelque era la siguiente playa que queríamos visitar, desistimos y nos fuimos a Playa da Galé. En esta playa almorzamos, nos dimos un baño y nos fuimos. Estaba abarrotada de gente y no nos gustó mucho.

Seguimos camino en dirección al siguiente municipio Lagoa y paramos en Playa da Senhora da Rocha. Es un pequeño arenal enclavado entre altas escarpas bañado por aguas cristalinas y tranquilas. Al Oeste, la playa está limitada por una pinta rocosa, que la separa de Playa Nova. Se puede acceder a esta cala mediante un túnel excavado en la roca.

Praia da Senhora da Rocha

Esta playa me gustó mucho, pasamos un rato muy agradable. Coincidió con que era la semana pirata en el pueblo y de repente aparecieron una veintena de personas en la playa vestidas de piratas, cantando y bailando que se dirigían a la orilla para recibir a un barco pirata. ¡Muy curioso!

Esta playa dispone de duchas. Para los que viajáis en furgo y dormís en ella es un dato importante a tener en cuenta.

Después de darnos una ducha nos dirigimos hacia la Playa da Albandeira para pasar allí la noche. Este lugar me enamoró desde que entramos con la furgo en el parking. En él había más furgos y caravanas, las vistas eran preciosas, la playa súper salvaje y como broche final había mesitas y bancos de madera mirando al mar, ¡qué más se puede pedir! Disfrutamos de una cena muy especial y nos fuimos a dormir deseando que amaneciera para ir a explorar la zona con la luz del día.

Día 3

Cuando me desperté me puse mis sandalias de trekking y me fui a explorar la zona caminando por lo alto de los acantilados. Quería ver las vistas al mar y el arco que forman las rocas que tiene el mismo nombre de la playa. ¡El paisaje es espectacular!

Para acceder a la Playa da Albandeira hay que bajar unos escalones de madera. En el lado derecho de esta hay un pequeño agujero por el que se puede pasar y acceder a la otra zona de la playa cuando la marea esta baja. No os la perdáis por nada del mundo, es preciosa.

Praia da Albandeira

A mí fue una de las playas que más gusto de todo el viaje, me encantan los sitios salvajes, tranquilos y alejados de las multitudes y esta playa lo tenía todo. ¡La recomiendo al 100%!

Si tenéis pensado ir a cenar o almorzar llevar provisiones y agua suficiente. No hay chiringuito en la playa y los supermercados para comprar están lejos.

Después de pasar un rato muy agradable en esta playa y de hacer snorkel nos fuimos en busca de la famosa cueva que sale en todas las fotos típicas del Algarve. Esta cueva se encuentra en la Playa de Benagil, en el pueblo con su mismo nombre.

Esta playa queda situada en uno de los tramos más bonitos de la costa algarvía, donde las escarpas recortadas forman grutas y cavernas.

Al ser una de las más bonitas de la zona está bastante concurrida, pero sin duda merece una visita. Nosotros llegamos a la playa con un objetivo claro, ver la cueva de las fotos y lo conseguimos. Llegamos a ella nadando desde la playa. Hay que nadar un poco, pero el esfuerzo sin duda merece la pena ¡Es una pasada!

Cueva de la Playa de Benagil

Desde esta misma playa salen barcos que hacen paseos de 1 hora aproximadamente y el precio es de 25€. No puedo dar mucha más información porque no lo hicimos.

Cuando llegó la hora de almorzar nos dirigimos hacia nuestra furgo. La teníamos aparcada en el pueblo en una zona arbolada con bastante sombra, sin edificar ni asfaltar, parecía que estábamos en medio del campo. Sacamos la mesa y las sillas y nos pusimos a cocinar. Disfrutamos de una comida muy agradable.

Después de reponer fuerzas y descansar un rato decidimos movernos e ir hasta Playa da Marinha. Esmás grande que la anterior y muy recomendable. Tiene un parking amplio que da acceso a las escaleras para bajar a la playa.

Esta bellísima playa está rodeada por un acantilado alto esculpido por la erosión, en un rincón de naturaleza preservada, en estado casi salvaje. Esta considerada como una de las cien mejores playas del mundo.

Antes de bajar a la playa, disfruta del paisaje que se divisa desde lo alto del acantilado que le da acceso y, después, de recorrer la larga escalinata llegarás a un arenal bañado por un mar de aguas azules turquesas y verdosas.

Acantilado Praia da Marinha

Después de disfrutar un ratito de esta playa volvimos a la Playa de Benagil para tomar una ducha y continuar el viaje. Por la mañana vimos que esta playa tiene duchas y no queríamos desaprovechar la oportunidad, ya que no todas las playas disponen de ellas.

La idea era parar en Portimão, pero lo poco que vimos con el coche no nos gustó nada de nada. Edificios altos, muchos hoteles, un montón de tráfico por toda la ciudad… Paramos a hacer unas compras en el supermercado y seguimos nuestro camino hasta la Playa dos Três Irmãos en Alvor. Aparcamos en el parking de la playa y aquí preparamos nuestra cena y pernoctamos esa noche.

En los lugares que elegimos para pernoctar no tuvimos ningún problema con la policía. Portugal es el país perfecto para viajar en furgo o en caravana.

5 lugares de Cataluña que debes visitar en furgoneta

Hemos visitado Asia, hemos hecho ruta por Europa, hemos cruzado a África… disfrutamos cada viaje al máximo, pero a veces nos damos cuenta de que no hay que ir tan lejos de casa para descubrir rincones mágicos. Así que hoy os traemos nuestros 5 lugares preferidos de nuestra tierra, para ir en furgoneta.

Desfiladero de Mont-Rebei

Localizado entre Huesca y Lleida, es el paso más estrecho del río Noguera Ribagorçana. Es un perfecto destino en verano, para huir de las muchedumbres de la playa y hacer una ruta en kayak por sus aguas turquesas. Os recomendamos hacer la ruta a pie y pasar por las escaleras acantiladas de Montfalcó.

Patronat de Turisme – Diputació de Lleida

La Costa Brava

Somos unos privilegiados al poder vivir a 20 minutos de esta preciosa costa, que empieza en Blanes y acaba en la frontera con Francia en Portbou. Es difícil escoger un único punto de esta zona, así que os dejamos con algunas recomendaciones.

  • Para poder disfrutar al 100% de la Costa Brava en furgoneta, os recomendamos que vengáis antes de San Juan o a partir de septiembre. En temporada alta los furgoneteros no somos bienvenidos y os encontraréis con muchas limitaciones a la hora de, incluso, aparcar vuestra casita.
  • La Platja del Castell: Muy recomendable hacer la ruta en Kayak desde esta playa hasta Calella de Palafrugell. Podéis aparcar sin problema en el parking habilitado.
  • Camino de ronda: este pequeño sendero cruza toda la Costa Brava, bordeando el mar. Es difícil deciros cuál es el tramos más bonito, pero el que va de Roses a Cadaqués seguro que no os defraudará.
  • Pueblos de pescadores: indispensable visitar BegurCadaqués y Port de la Selva. En Port de la Selva y Begur podéis dormir sin problema fuera de temporada alta. En Cadaqués no nos quieren ni en invierno. 🙁 Parece que seguimos pagando justos por pecadores, pero igualmente vale la pena ir.
  • Cabo de Creus: ya os hemos confesado en muchas ocasiones que somos unos enamorados de los faros. Así que en nuestra lista no podría faltar el faro de Cabo de Creus, en el punto más oriental de la península Ibérica, en un entorno declarado parque natural.

Aigüestortes

Volvemos a la provincia de Lleida para presentaros este parque nacional, que podría ser digno de aparecer en cualquier película del Señor de los Anillos. Situado en los Pirineos, este paisaje de alta montaña es el destino perfecto para perderse en vuestra furgo y hacer una ruta caminando para descubrir los lagos de origen glaciar que esconde.

La Garrotxa

La Garrotxa es una comarca de la provincia de Girona que esconde buena gastronomía, a la vez que paisajes y pueblos medievales.

  • Parque natural de la zona volcánica: la Garrotxa esconde una de las zonas volcánicas más importantes de Europa. Podéis aparcar vuestra furgoneta en cualquiera de los parkings que están habilitados (algunos de ellos son de pago) y daros un paseo por la zona y descubrir el volcán de Santa Margarita, que alberga una ermita en su interior o el volcán Croscat.
  • La Fageda d’en Jordà: no podéis ir a la Garrotxa sin pasar por este hayedo, una reserva natural que comprende un bosque impresionante de hayas. Ir en Otoño es un espectáculo para los ojos (aunque también es la estación en la que recibe más visitantes).
  • Besalú también es visita obligada cuando vengáis a la Garrotxa. Este pueblo medieval os hará viajar en el tiempo hasta la Edad Media, con sus baños judíos, sus iglesias y el puente de piedra que os adentrará hasta el casco histórico.

Os recomendamos pasar un fin de semana entero en esta zona.

El Delta del Ebre

La mayor zona húmeda de Cataluña destaca por su riqueza en flora y fauna. Sus arrozales al caer la tarde se convierten en el perfecto paisaje bucólico que puedes disfrutar paseando, o en bicicleta.

Uno de nuestros sitios preferidos es la playa del Trabucador

Nos dejamos muchos rincones para descubriros de Cataluña, pero prometemos escribir sobre ellos prontito!

Las 10 mejores playas de L’Empordà

Antes de nada deciros que como dice el refrán “sobre gustos no hay nada escrito” y por tanto esta selección es completamente subjetiva. En L’Empordà cada rincón de costa tiene su encanto y seguro que muchos de nuestros lectores conocéis algunas playas preciosas que no salen en este listado. Hemos intentado incluir playas y calas de todo tipo (urbanas, aisladas, a pie de carretera o de larga caminata). Os animamos a descubrir libremente esta zona y a comentar en nuestras redes sociales si incluiríais alguna más en este listado, que hemos limitado a sólo 10 playas, ordenadas de sur a norte desde Platja d’Aro hasta Colera.

Cala del Pi: Empezamos nuestra ruta desde Platja d’Aro en esta bonita cala  de arena que está cerca del centro urbano, turístico y masificado, pero que es tranquila y poco frecuentada. Ubicación: http://bit.ly/2Lo6vZ2

Foto de redcostabrava.com

Cala El Cau o dels Gens: Algo escondida pero fácilmente accesible. Se encuentra en Tamariu y es ideal si os gustan las calas rodeadas de naturaleza pero no lleváis bien lo de andar mucho. Ubicación: http://bit.ly/2Loax3I

Foto de redcostabrava.com

Cala Aigua Xelida: Una entrada de arena fina en el mar rodeado de rocas entre Tamariu y Begur. De poca profundidad en los primeros metros, ideal para niños. Es la primera parada de Josep Pla en su obra “Un viaje frustrado” y hay unas placas que lo recuerdan. Ubicación: http://bit.ly/2w6OXMy

Foto de costabrava.org

Cala de l’Illa Roja: pertenece a la población de Begur. Su nombre se lo da una enorme roca roja. Sin duda un gran lugar para hacer buenas fotografías. Ubicación: http://bit.ly/2w70E5G

Foto de es.blog.costabrava.com

Playa de Sant Pere Pescador: un bonito lugar para ver la puesta de sol o para practicar kitesurf o el windsurf, con zona reservada. Es la playa más larga de la Bahía de Roses con 6,3 km de arena y dunas. Situada en pleno Parc Natural dels Aiguamolls de l’Empordà. Ubicación: http://bit.ly/2w9wH4W

Foto de visitacostabrava.com

Cala Rostella: Situada en Roses. Posiblemente una de las playas más idílicas y vírgenes de toda la Costa Brava. Está ubicada en la carretera que va de Roses a la Cala Montjoi, lugar donde se ubicaba el restaurante El Bulli de Ferran Adrià. Ideal para hacer snorkel con un fondo marino lleno de vida. Ubicación: http://bit.ly/2w9ensK

Foto de es.blog.costabrava.com

Cala Jugadora I y II: Situadas en pleno Parc Natural del Cap de Creus, cerca de precioso y auténtico pueblo de Cadaqués. Son dos calas pequeñas, ubicadas una al lado de la otra. Están consideradas como playas nudistas y están a unos 250 metros de la carretera que lleva al faro. Ubicación: http://bit.ly/2wh9bDp

Foto de redcostabrava.com

Cala Tavallera: Antes de llegar a Port de la Selva, en el norte del Cap de Creus. Es de difícil acceso ya que hay que caminar unas 2 horas por caminos de piedras. Es ideal para exploradores que les guste caminar y busquen un sitio prácticamente sin gente. Además, para completar la aventura, podéis pasar la noche en un refugio que hay en la misma playa. Ubicación: http://bit.ly/2Lmy0lY

Cala Tavallera, El Port de la Selva

Cala Tamariua: La última playa de Port de la Selva y muy cerca del núcleo urbano. Se accede a pie en una breve excursión de menos de un kilómetro que seguro que os encantará. Es aconsejable llegar por el camino interior y a la vuelta hacerlo por el camino de ronda que también conecta con Port de la Selva. Está considerada playa nudista y es ideal para hacer snorkel. Ubicación: http://bit.ly/2LkEamp

Cala Tamariua, el Port de la Selva

Prendas indispensables para viajar en furgoneta

¿Cuáles son las prendas indispensables para viajar en furgoneta? Una pregunta muy común a la hora de preparar el viaje y todos sus entresijos suele ser “¿Y qué me llevo?” pensando siempre en las prendas de vestir.Pues bien, en este artículo hablaremos de algunas que a nosostros se nos han hecho indispensables. ¿Quieres conocerlas?

Todos sabemos que el espacio en la furgo es muy limitado y aun así tenemos que reconocer que hemos tropezado en la misma piedra varias veces para aprender a no llevar demasiada ropa. Ahora ya sabemos que siempre podremos parar a descansar en un camping y lavarla. En el peor de los casos… Si echamos algo mucho de menos durante el viaje, podemos comprárnoslo allí donde estemos, tiendas hay en todo el mundo.

Al final te das cuenta de que con llevar ropa para 7 días es más que suficiente, Por eso a la hora de preparar la ruta debemos pensar y elegir una breve relación de prendas que sean indispensables para nuestros viajes en furgo. En nuestro caso son las siguientes:

CHUBASQUERO Y BAÑADOR

Nuestra lista de ropa siempre va encabezada por estas dos prendas que viajan en nuestra camper sea la época del año que sea. El chubasquero es una prenda ligera que utilizamos sobre todo para protegernos de la lluvia, así que cuando salimos de la furgo y vemos el cielo encapotado basta con meter los chubasqueros en la mochila, por si acaso. Pero no es una prenda solo de invierno, puesto que en verano, en nuestro reciente viaje a Polonia, tuvimos que utilizarlos en la subida a los Montes Tatras y es que aunque la temperatura era buena, el viento hacía que la sensación térmica fuera mucho más baja, así que el propio chubasquero actuó de cortavientos y nos ayudó a mantener el calor llevando un jersey por debajo, sin necesidad de más ropa técnica. Eso sí, lo mejor es que los chubasqueros sean enrollables o se recojan a modo de bolsa, ocupan poco y son eficaces. Nosotros usamos unos de Decathlon desde hace unos años y nos están dado buen resultado.

El bañador es también otro compañero inseparable; llevamos bañador aunque vayamos al desierto. ¿Al desierto? Pues sí, y lo afirmamos con toda la seguridad, y vamos a traer del recuerdo aquel día que nos disponíamos a visitar las dunas de Erg Chebbi en el desierto del Sahara, Marruecos, cuando tuvimos que esperar por nuestros dromedarios unas cuantas horas y pasar la tarde en un hotel refrescándonos en su piscina. Nunca se sabe…

GORROS Y GORRAS TANTO EN INVIERNO COMO EN VERANO

En poco tiempo se ha convertido en la prenda más usada por toda la familia. Hace años no nos molestaba el sol tanto y aguantábamos sus rayos sin pestañear. Pero hoy día permanecer al sol sin proteger la cabeza durante horas y horas de visita a ciudades, largas excursiones por el monte o jornadas playeras nos resultaría imposible. Lo mismo ocurre en invierno. Cuando el frío viento del norte aúlla las orejas agradecen estar bajo un cálido gorro de lana. Por eso, desde hace años venimos utilizando gorros, gorras, viseras…. Así que ya ocupan un espacio fijo en el armario de nuestra furgoneta.

SUDADERAS CON CAPUCHA

Otra de esas prendas versátiles, cómodas y muy ponibles son las sudaderas con capucha. Insistimos, “con capucha” , nos parece imprescindible para resguardarnos en momentos puntuales del viento, la lluvia o simplemente nos apetece aislarnos del mundo por un rato. La sudadera con capucha es el caparazón perfecto.

CALCETINES PARA ESTAR EN LA FURGO

La furgo es nuestra casa rodante y nuestras manías y costumbres se trasladan allí con toda naturalidad. Nosotros en casa tenemos la costumbre de cambiar el calzado de la calle por zapatillas de casa o calcetines gruesos para andar por casa. ¿Y en la furgo? Pues lo mismo. En la furgo usamos unos calcetines finos para el verano y en invierno unos calcetines extra gruesos de lana que son la mar de cómodos y calientes. ¡No me digas que no os apetece ponéroslos!.

CROCS Y CHANCLETAS

Nunca sabemos cuándo nos meteremos a una piscina, poza, terma o simplemente a chapotear a la orilla de un río. Las posibilidades de entrar de una manera u otra en contacto con el agua, sobre todo viajando con niños, son tantas que estos dos calzados son para nosotros inseparables. Los crocs son los que más cómodo nos resultan siempre que pisamos un campings. Incluso en los frescos días de otoño con unos calcetines resultan muy apropiados. Las chancletas, por su parte, son ligeras, ocupan poco espacio y son ideales para llevar en la bolsa a la piscina o las duchas.

Estas son para nosotros las prendas imprescindibles a la hora de viajar en furgoneta, las que no salen nunca de allí, las que nos acompañan en todos nuestros viajes y las que nos hacen sentir bien y a gusto allí donde vayamos…¿Y tú? ¿Cuál es tu prenda imprescindible a la hora de viajar en furgoneta?